Nosotros ya nos pusimos en marcha ¿y tú?

Nosotros ya nos pusimos en marcha ¿y tú?

¿Estamos preparados para cumplir con la nueva Ley Orgánica de Protección de datos?

  • El Consejo de Ministros, a propuesta del ministro de Justicia, aprobó el Proyecto de Ley Orgánica de Protección de Datos, que adaptará nuestra legislación a las disposiciones del Reglamento UE 2016/679, introduciendo novedades y mejoras en la regulación de este derecho fundamental en nuestro país.
  • Este Reglamento Europeo empezó a aplicarse el pasado 25 de mayo de 2018, recoge como uno de sus principales objetivos acabar con la fragmentación existente en las distintas normativas de los países comunitarios.
  • Estas normas que serán de aplicación obligatoria a partir de esa fecha, impone a las empresas numerosos deberes en relación a la privacidad. Para ello nosotros te ofrecemos todas las pautas a seguir y obligaciones que debe cumplir la empresa para esta nueva Ley y así evitar todas las sanciones aprobadas al respecto en caso de incumplimiento.

Infracciones R.G.P.D:  

El R.G.P.D no diferencia las infracciones en niveles como hace la L.O.P.D. Los tipos de infracciones que establece son los siguientes:

  • Los principios básicos para el tratamiento.
  • Los derechos de los interesados.
  • Las obligaciones de la autoridad de control.
  • Las obligaciones en virtud del derecho de los estados miembros.
  • Incumplimiento de una resolución o de una limitación temporal o definitiva.
  • Las obligaciones del responsable y del encargado.
  • Las obligaciones de los organismos de certificación.

Sanciones R.G.P.D:

Los importes de las sanciones en el RGPD pueden acarrear cantidades entre 10 y 20 millones de euros o la cuantía equivalente al 2% o 4% del volumen de negocio total anual. Los criterios de graduación en el RGPD se realizarán en función de:

  • Cualquier infracción anterior cometida por el responsable o encargado del tratamiento.
  • El grado de cooperación con la autoridad de control.
  • Tipos de datos de carácter personal afectados por la infracción.
  • La manera en que la autoridad de control se enteró de la infracción.
  • La adhesión a códigos de conducta.
  • Cualquier otro factor agravante o atenuante aplicable a las circunstancias del caso (beneficios obtenidos, pérdidas evitadas…).

TRABAJA TRANQUILO SABIENDO QUE CUMPLES CON LAS OBLIGACIONES QUE NOS EXIGE LA LEY.